Un ‘Cisne negro’ más profundo

Cisne negro es una buena película, pero no es una GRAN película. La historia está bien, la música es preciosa y Natalie Portman esta brillante. No sé si para el Oscar, pero ya se sabe que los Oscar no quieren decir mucho…al menos para mí.

La historia gira en torno a Nina, una bailarina que opta a ser la Reina Cisne en El lago de los cisnes. Pero tiene un problema, encarna a la perfección el cisne blanco pero no el cisne negro. Para interpretar a este último debe buscar la parte más oscura de ella misma.

La película está muy bien, como ya he dicho, pero me da la sensación de que se queda corta tratando el personaje de Nina en algunos aspectos. Durante toda la película ella busca ese “otro yo” que se rencarna en una de sus compañeras en su mente pero que en realidad es su imaginación. En ocasiones, se intuye que Nina tiene problemas con la alimentación y se ve claramente como se daña a ella misma. Pero ¿por qué hace todo esto? ¿Por ser la estrella? Sí, pero no exactamente. Al final da la clave: ella quiere ser perfecta. Y esto es algo mucho más profundo que conseguir un papel (aunque se reencarne en ese deseo en el caso de Nina), es algo que le pasa a mucha gente en la vida real y que les lleva a hacer locuras: bulimias, anorexias…y un largo etcétera, ya que no quiero insistir demasiado en el tema. Solo quería dejarlo escrito, porque creo que vale la pena verbalizar cosas como esta…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Películas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s