Y el Oscar a la mejor presentadora es para…Mercedes Milá

Pilar Rubio y Tania Llasera se han quedado a las puertas, seguidas de Jordi González y Jorge Javier Vázquez. Pero es que realmente ninguno de ellos supera a la Milá…

Quien crea que esta mujer es una profesional no debe de tener muy claro lo que es ser una profesional. Tal vez lo fue, no lo niego, pero en una carrera se valora todo y lo que más se recuerda es lo que te ha hecho triunfar y en el caso de la Milá es Gran Hermano.

Siempre ha dicho lo que le ha dado la gana, pero existe un límite que no se puede traspasar y Mercedes Milá hace demasiado tiempo que hace “lo que le sale del toto”, como ella misma dice. Empezó la polémica con  confesiones escatológicas diciendo que se meaba en la ducha. No es tan grave, todos nos tiramos pedos, hacemos caca y tenemos mocos. Sí, es obvio. Pero no lo vamos pregonando. Ding dong: “Hola vecina, ¿me prestas un poco de sal? Por cierto, acabo de hacer caca”.  Siguió con los problemas varios con el teleprompter. Ahora ponlo más rápido, luego ponlo más lento. Sí, cuando el teleprompter no va al ritmo que tiene que ir es muy molesto, pero si estás en directo disimulas un poco y en un descanso o cuando pasan un video informas al regidor. Pero eso no es todo. El discurso de la Milá está encarrilando entre dos vías, siempre las mismas. Su discurso es feminista, cosa que no me parece mal, sus ideas son sus ideas. También habla de sexo de una manera muy suelta y tontea siempre que puede. Últimamente además, he oído mucho la frase “Me he operado toda y estoy encantada”. Y además miente, diciendo que en su programa no hay ningún tipo de manipulación. Evidentemente, la manipulación no es explícita. Siempre que hay videos y selección de imágenes hay una manipulación. Decidir poner a unos discutiendo y no a otros afecta al voto, siempre. Los enamorados siempre tienen ventaja sobre los que no lo están. Los que cometen un error y se pone el video veinte veces, salen antes. Entra dentro de la lógica. Si os fijáis, cuando salen todos dicen: “…es que no lo habéis puesto todo”. Y la Milá siempre se enfada. ¿Por qué te enfadas Mercedes, si es la verdad? Y ya es el colmo la idea de que la presentadora diga que intenta ser neutral: no, ni lo es ni lo intenta. Todavía no he visto un programa en el que no de su discursito sobre lo que esta bien o está mal o, en su defecto, lo que a ella le parece que está bien y que está mal. No se puede ser neutral solo fingir que lo eres, así que más vale no decir que eres neutral porque es más fácil que te pillen la mentira.

Si Mercedes Milá es la periodista que muestra, no me parece una gran profesional como dicen algunos. Si lo que hace realmente es un personaje es el mejor personaje de la historia de la televisión. Pido un Oscar para ella…

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reality show y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s