¡Muérdeme el corazón!

Todo el mundo sabe que los vampiros están de moda. La saga Crepúsculo y las series True Blood y The Vampire Diaries son un claro ejemplo de ello.  Pero los vampiros ya no son lo que eran…

Los vampiros de estas series no son vampiros de verdad, sino simplemente “el chico protagonista guapo del que la chica se enamora”, solo que además es un vampiro.  Así que estas series no van de vampiros, sino de amor romántico: como casi todas las series de este estilo. Y me vais a decir: “En Crepúsculo, Edward y Bella tienen muchos problemas porque él es un vampiro y blablablá” o “True Blood gira en torno a un mundo donde los vampiros han declarado su existencia” (que por cierto, que sepáis los fans que no, que eso no va  pasar nunca…). Pero si a estas historias les quitáis los vampiros quedan en lo mismo. Edward y Bella podrían tener una historia de amor complicada por muchos motivos, sin que ser un “no muerto” sea algo básico. Y en True Blood, todos los supervampiros se acaban enamorando de la tonta de Sookie (cosa que es bastante inverosímil), pero no solo la quieren los vampiros, también los lobos, las hadas…Es una locura.

Los vampiros tendrían que ser seres desagradables, igual que los hombres lobo: pero no, aquí están todos buenísimos. Una anécdota. Recuerdo el día que vi la película de Luna Nueva que, por cierto, la vi por descarga directa en seriesyonkis. Era grabada directamente del cine, tenía muy mala calidad pero para reírme un rato ya servía. Y llegó el momento álgido de la película, Jacob, el lobo, se quita la camiseta… y de repente se oye en la sala: “Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!” No lo vi, pero probablemente cayó mucha baba al suelo en ese momento… Así que sí, esto prueba la gran hipótesis de: esta película va de un conflicto entre humanos, vampiros y hombres lobo. Claro que sí. Y, por cierto, este momento que acabo de narrar es comparable a otro gran momento de película que sucede en El curioso caso de Benjamin Button. Esta si la fui a ver al cine. Fue espectacular el momento en el que aparece Brad Pitt, ya jovenzuelo, llevando una moto, con la melena al viento: la sala de cine se vino abajo. Pero claro, esta vez de manera fundamentada. Brad es Brad…

Pensemos un momento, ¿os imagináis el mismo formato de Crepúsculo pero con zombis en vez de vampiros? ¿Y con momias? ¿Y con extraterrestres con forma de babosa gigante? ¡Eso si que sería romántico!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Películas, Series y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡Muérdeme el corazón!

  1. Es curioso, este cuatrimestre he hecho un trabajo para la universidad sobre el género de vampiros. Para hacer la parte que me tocaba a mí tuve que ver la primera de Crepúsculo y volver a ver un poco de la primera temporada de True Blood. Estoy de acuerdo con lo que dices, True Blood es una historia de amor básicamente. Lo que me da rabia es que la idea de la que parte es muy buena y podría dar para mucho; me refiero a la “legalización” de los vampiros. Sin embargo, se echa a perder con tanto romance y sexo, que sólo buscan el espectáculo por el espectáculo.

    Con lo que no estoy muy de acuerdo es con eso de que los vampiros tienen que ser asquerosos. Exceptuando el momento en que los vampiros formaban parte de los mitos y la supersticiones, la figura del vampiro siempre ha estado rodeada de una dualidad. Por una parte ha sido monstruoso, pero por otra parte ha sido seductor. El problema es cuando en Crepúsculo y True Blood quitan la parte monstruosa y sólo dejan la seductora. En True Blood aún mantienen la parte monstruosa en algunos personajes, pero todo queda bastante diluido. Es una pena, podría tener resultados mucho mejores.

  2. Enhea dijo:

    Ya sabes que soy una gran defensora de los vampiros buenorros en plan Vampiro La Mascarada que NO VAN AL COLEGIO y sólo salen de noche… Los mafiosos, grandes capos de subordinados a los que han convertido (¡viva los sires malotes!) los triquiñuelosos que juegan con los humanos y luego comen y ya está. 🙂
    Gran conclusión: Muerte a Sookie y viva Fangtasia (se merece un spin-off*).
    Pero también tengo que decir que la tensión sexual (resuelta o no resuelta, que más dará ya) rules the world y parte del extranjero. ¿Qué serie no la tiene? Si encima se trata de conseguir lo inconseguible (un vampiro, un hombre lobo, un hottie en cualquiera de sus formas) esto es la repampanocha.
    ¿Qué esperábamos? Queremos ver a gente chupiguay haciendo lo que nosotros no podemos… That’s the way it is!

    *Adjunto documento gráfico de la escena que MÁS me ha gustado forever and ever de True Blood: http://www.youtube.com/watch?v=bLYXdEvlZmE … ¿ves como necesitan un spin-off? ¿lo ves? esto es demasiado para mi cabeza…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s